¡Recicla las cáscaras de huevo y conviértelas en macetas súper divertidas! 
A los peques les va a encantar. 

Materiales necesarios:
Cáscaras de huevo, vacías y lavadas.
Lentejas o semillas de pasto.
Tierra o algodón

Existen dos maneras de realizar este tipo de macetas, una es usando tierra y la otra un trozo de algodón humedecido.
El método con tierra sirve para hacer crecer semillas para plantar. 
Para esto, hacemos un agujerito en la base del huevo con un cuchillo o pica hielo para que drene el agua. 
Después agregamos tierra, aprox. 3/4 del huevo. 

Colocamos las semillas y cubrimos con otro poquito de tierra. 
Regamos un poco y la colocamos al lado de una ventana para que reciba luz del sol.
Cada vez que la tierra se seca, echamos un poquito de agua.

Si en cambio queremos hacer germinar algún tipo de legumbre, como lentejas o frijol, 
vamos a poner un trozo de algodón humedecido dentro del huevo y colocamos arriba las legumbres (dos o tres). 
Pon la macetita en un lugar cálido y soleado.
Hay que recordar mantener el algodón siempre húmedo (no empapado).
En una semana aprox. comenzaremos a ver crecer nuestras plantitas.
Una vez que las plantas han crecido lo suficiente, habrá que pasarlas a una maceta con tierra para que sigan creciendo.
Hay infinidad de plantas que puedes sembrar en la imagen te presento varias opciones y para decorarlas también.


Sigue nuestros perfiles de redes sociales
Facebookpinterest

Comparte esta receta en tus perfiles sociales
Facebooktwitterpinterest