Ingredientes

  • 5 papas grandes lavadas y peladas 
  • 2 dientes de ajo picados ( opcional )
  • 4 cdas de mantequilla, mas dos cdas a temperatura ambiente
  • Sal y pimienta recién molida
  • 1 1/2 taza de crema espesa
  • Perejil, lavado, desinfectado y finamente picado

Preparación 

  1. Corte las papas a lo ancho en rodajas de 3 mm de grosor, puede hacerlo a mano con un cuchillo o con la mandolina, o si las desea menos perfectas use el procesador de alimentos. Coloque en un tazón grande. Añada agua fría a cubrirlas, deje remojar por lo menos de 15 minutos a una hora.
  2. Coloque la rejilla en la parte superior del horno y precaliente a 165 grados C. Engrase un molde refractario con las dos cdas de mantequilla a temperatura ambiente.
  3. Escurra las rodajas de papas y seque con toallas de papel de cocina. Corte las cuatro cdas de mantequilla en pedazos pequeños. Coloque una capa de papas en el molde preparado, espolvoree con sal y pimienta y distribuya los pedazos de mantequilla y los dientes de ajo si los utiliza. Repita la operación en capas hasta terminar con todas las papas, reservando un poco de mantequilla para colocar sobre el gratin. Debe dejar un espacio de 12 mm entre la orilla del molde y las papas. Esparza la crema homogéneamente sobre las papas al igual que los trozos de mantequilla restante y espolvoree con sal y pimienta.
  4. Cubra el gratin con papel aluminio y horneé de 30 – 40 minutos, hasta que las papas estén transparentes y la crema burbujeante. Destape y vuelva al horno por 30 minutos más, hasta lograr una capa crujiente y las papas estén suaves, rectifique el cocimiento con un cuchillo. Si el gratin se secara, bañe con su propio liquido ocasionalmente mientras se hornea. Sirva el gratin inmediatamente, espolvoree por encima perejil finamente picado.

Sigue nuestros perfiles de redes sociales
Facebookpinterest

Comparte esta receta en tus perfiles sociales
Facebooktwitterpinterest