Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 2 cdas de manteca derretida
  • 18 cascaras de tomate verde
  • 4 tazas de harina
  • 2 huevos
  • 2 cdas de azúcar
  • 6 piloncillos
  • 1 cda de anís
  • Aceite para freír cantidad necesaria

Preparación

  1. En una cacerola calentar en agua, las cascaras de tomate, piloncillo y anís, dejar que hierva a que se forme una miel, cuando esto pase, retiramos del fuego. Reservar.
  2. Cernir la harina sobre la mesa en forma de corona y en el centro añadir los huevos, azúcar y manteca. Mezclar poco a poco con la miel fría. Golpeamos la masa para sacar las burbujas de aire de su interior, tapar la masa con un paño y dejar reposar 2 horas.
  3. Una vez transcurrido el tiempo, enharinamos nuestras manos y la superficie donde trabajaremos, tomamos bolitas de masa, estiramos con ayuda de un rodillo y amasamos con las manos en forma esférica, ya que se encuentran listos, calentamos el aceite en una sartén y freír los buñuelos. Retiramos del aceite y los colocamos sobre servilletas de papel absorbente.
  4. Servir con miel de piloncillo.
  5. Otra opción para que no absorban tanto aceite es primero pasarlos por un comal y medio cocer los buñuelos, después terminar friendo en el aceite.

Sigue nuestros perfiles de redes sociales
Facebookpinterest

Comparte esta receta en tus perfiles sociales
Facebooktwitterpinterest